Jorge y Susana

Vivir en una Tiny House

Por: Jorge Barriga y Susana Elgueta – Pucón, Chile.

 

Hola amigas y amigos, les queríamos compartir nuestra experiencia de estar viviendo en una Tiny House o Casita sobre ruedas.
En 2017 llegamos a vivir a Pucón con la idea de comenzar a construir nuestra Tiny House. Como no había mucha información más que RRSS comenzamos a ver modelos que nos gustaban y sacar ideas. Luego decidimos manda a hacer el remolque ya que éste recibiría todo el peso de la casa, hicimos uno de 6m x 2,5m doble eje con frenos.  
Trabajamos todo el invierno del 2017, por suerte los planetas se alinearon y nos ayudó muy buena gente. Tardamos casi 9 meses en tener lista a Chiruka, así fue apodada nuestra hermosa casita.
Luego nos trasladamos desde donde la construimos unos 30km a donde vivimos hoy en día, no más arriendos, no hay contribuciones, nos podemos mover a donde queramos y lo mejor es que te reduces en todo, o sea vives con lo justo y lo que realmente utilizas, no guardas cosas innecesarias que finalmente son pesos que uno va cargando, realmente te sientes más liviano con menos cosas.  Nunca había visto tan de cerca cómo cambian las estaciones, como se mueve el sol, como te habla la naturaleza, como el bosque te entrega muchos frutos, como los animales se acercan a mirarte, la conexión que generas con el bosque es indescriptible..somos parte de eso… pero por el hecho de vivir entre cemento bloqueamos esa conexión, dejamos de tener esa intuición.
Bueno vamos al día cotidiano en la Tiny, el primer invierno no funcionó muy bien la calefacción eléctrica, si bien mantiene la casa a una buena temperatura cuando hace mucho frío (cae nieve afuera) no es suficiente y pusimos una pequeña estufa a gas, lo que no es muy seguro en una casita pequeña y con ventanas de termopanel que la deja hermética.  En ese invierno nos atacó en mala onda la humedad..(ninguno había vivido en casa con termopanel y realmente es hermético)  Primer error, creer que al tener todas las ventanas cerradas para que no entre el frío, esto hacía que la humedad no saliera. Era tan simple como dejar levemente abierta una ventana del primer piso y una del segundo piso…nada más q eso y ventilar bien la casa 10 min al día, con eso se soluciono tema humedad.
Otra cosa que fue muy divertida es que como llegas a un lugar sin meter casi ruido a los días siguientes van todos los animales a ver quien llega, los pájaros pegados a la ventanas mirando hacia adentro, el zorro sobre la terraza…esto es genial llegas a vivir con ellos que son tus vecinos locales.
En nuestra Tiny tenemos una baño de compostaje muy bueno que no genera nada de olor y es muy fácil de utilizar, es igual a un baño normal (estéticamente hablando) pero muy distinto en su funcionamiento, acá tiene 2 compartimentos, uno para líquidos y otro para sólidos, es muy importante nunca mezclar esto o no funciona. Para la orina tienes que hacerlo siempre sentado y se apunta a un recipiente que va con una manguera que se va descargando sola y no genera nada que afecte al medio ambiente, para los excrementos abres una tapita, después de hacer tus necesidades cierras esta tapita (evita que salga el olor) y tienes que girar una manija 3 veces que mezcla tu excremento con fibra de coco y aserrín previamente puesto, también tiene un pequeño extractor que saca el olor y hace que la descomposición de los sólidos sea más rápida. El baño se debe limpiar cada 1,5 o 2 meses, eso depende de cuantas personas sean, acá somos 2.
Para desagüe este lo hacemos en un pequeño hoyo , como utilizamos todo orgánico (lavalozas, shampoo, jabones, etc) no contaminamos nada y no se genera ningún olor.
Los invitamos a probar una Tiny House, a aventurarse a vivir con menos y les aseguro que van a ser más felices.

Jorge y Susana