1. Economía: el costo, mantención, impuestos y cuentas son en promedio un 90% más bajo que una vivienda convencional. 2. Menor burocracia: al ser bienes muebles el papeleo es bastante...